El ajuste correcto de la velocidad de apertura, así como el cierre adecuado en un molde, son acciones clave para cuidar el molde y prolongar su vida útil.

Un punto importante a considerar antes de colocar el molde entre las platinas para arrancar la producción es la programación del ajuste de la velocidad de apertura y cierre del mismo y, para ello, debemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Conocer la geometría interna del molde y sus componentes.
  2. Sujetar adecuadamente el molde a las platinas de la máquina a través del montaje correcto.
  3. Considerar que el molde requiere de actuadores hidráulicos para su correcta apertura y cierre (evaluación de sincronización).
  4. Contemplar que los primeros movimientos se deben hacer con la función ajuste de molde o con velocidades por debajo del 15% (si lo permite el peso), lo anterior con la intención de evitar que se golpee en sus primeros movimientos y causemos daños al mismo.
  5. Recordar que antes de hacer cualquier movimiento se deben considerar las distancias en los cambios de velocidad para la protección del molde al cierre y la velocidad de frenado a la apertura (un factor a considerar es la inercia).
  6. Tomar en cuenta que al comenzar a programar las velocidades del molde debemos partir de valores moderados y siempre observando los movimientos que realiza el mismo cuando oprimimos el botón de cierre.
  7. Corroborar que por ningún motivo el molde golpee al cierre ya sea en sus pernos guía, en los pernos recuperadores o en las caras.

Una vez aplicado lo anterior, los elementos del molde permitirán la apertura y cierre correcto a través de movimientos suaves y fluidos.

Sugerencias para optimizar la velocidad del molde

Para mejorar la velocidad es importante que los actuadores mecánicos e hidráulicos trabajen correctamente y con rapidez, de esta manera podremos ajustar las velocidades de cierre mejorando también el tiempo de ciclo (cabe señalar que si los movimientos de cierre son más rápidos que el de los actuadores hidráulicos o mecánicos se pueden causar daños al molde), por otro lado, si una pieza se queda atrapada en el molde se debe evitar aplastarla o intentar cerrar con alta presión para no provocarle un daño al molde.

En conclusión, el ajuste de la velocidad de cierre es tan importante como el ajuste de la cantidad de material a inyectar, los perfiles de inyección, temperaturas de la resina y parámetros de carga, entre otros; un correcto ajuste nos permitirá mejorar el ciclo, pero sobre todo cuidar la vida de nuestro molde.

Gracias por su atención.

Equipo de Servicio Técnico, HAITIAN.

Abrir chat