Las máquinas de inyección Haitian cuentan con alarmas y dispositivos que permiten que su operación sea segura, sin embargo, la capacitación previa del personal es determinante para reducir riesgos.

 

Para garantizar la seguridad del personal que opera las máquinas de inyección, es importante el uso del uniforme y equipo de protección, espacios libres de obstáculos, jornada laboral sin distractores, así como llevar acabo todas las recomendaciones que garantizan el óptimo funcionamiento de la maquinaria.

Para mejorar la eficiencia, en seguida enumeramos los puntos más importantes que se deben considerar a la hora de operar una máquina de inyección de plástico:

1) Uso del uniforme y equipo de seguridad. Desarrollar actividades laborales en el área de producción, implica, desde el compromiso con el cuidado en el aseo y arreglo personal hasta el uso del uniforme y del equipo de protección (casco, tapones auditivos, lentes, guantes y calzado de seguridad).

Existen productos que no pueden tener contacto con artículos de higiene y/o belleza por lo que el uso de cualquier tipo de crema, perfume o maquillaje están prohibidos, así como lo están la joyería o prendas ajenas al código de vestimenta, ya que, los primeros, son elementos contaminantes, mientras que los segundos podrían atorarse en manijas, puertas, moldes o en cualquier otro objeto cuando la máquina se encuentra en movimiento, lo que generaría una situación grave o fatal.

Para el personal de producción es indispensable contar con un kit de herramientas básicas (ya que es común que algunas piezas fabricadas requieran trabajo extra para obtener el toque final, por ejemplo, una navaja para quitar la rebaba), además de instrumentos para verificar las dimensiones de las piezas como calibradores y básculas, por mencionar algunos.

2) Espacios libres de obstáculos. Como medida de seguridad para el personal, las áreas determinadas para materia prima, producto terminado, producto rechazado y desperdicio, deben estar libres de obstáculos; asimismo, la ubicación de cada una de ellas debe tener una distancia considerable de la máquina para permitir una operación eficaz.

3) Jornada laboral sin distractores. Este punto no se refiere únicamente al uso de dispositivos móviles y/o audífonos (los cuales impiden escuchar alarmas o instrucciones de manera clara), sino también a las interacciones innecesarias que distraen al personal, esto podría causar un accidente o afectar el funcionamiento de los equipos de trabajo.

4) Llegar, como mínimo, 10 minutos antes del cambio de turno. Con esto aumentará la productividad, puesto que se verificará con tiempo el estado de la máquina, así como sus condiciones de operación (limpieza, nivel y temperatura del aceite (30 a 40 ºC), movimientos y ruidos anormales, comprobar que la boquilla selle adecuadamente con el molde y que no exista fuga del material, entre otros).

De forma adicional, se podrá leer con atención los requerimientos solicitados por calidad, comparar el producto que se está obteniendo para saber si presenta anomalías o defectos, ajustar parámetros, conocer los problemas que se presentaron en el turno anterior y las modificaciones que se hicieron en el proceso.