El objetivo es hacer la recepción adecuada de la máquina y del área de trabajo.

 

Una práctica muy beneficiosa para el buen desempeño del trabajo es llegar a la estación de trabajo o máquina 10 minutos antes del cambio de turno:

Este tiempo sirve para verificar el estado de la máquina, es decir, que esté limpia, que no haya pellets tirados, encima del equipo o alrededor, y que el material de embalaje o almacenamiento del producto, como cajas de cartón, película plástica y bolsas, entre otros, no se encuentren desordenados o fuera de lugar.

Otro punto importante, es verificar que la máquina no tenga fugas de aceite y si el molde lleva actuadores hidráulicos, asegurar que éstos no se estén fugando.

Para un buen desempeño, también son factores clave: Revisar evidentes fugas de agua en molde o en la máquina, Asegurar que la boquilla selle adecuadamente con el molde y que no exista fuga de material plástico entre el molde y la boquilla, además de Revisar que no haya movimientos anormales y ruidos extraños en la máquina y/o el molde, y Confirmar la temperatura del aceite que debe estar entre los 30° y 40 °C.